Make your own free website on Tripod.com
Hogar Usuario:         Contraseña:  
 Presentación  Pichiche


Mayo 2003

Es lanzado el número cero de la revista Pichiche ("Gente Pequeña").


Editorial

La primera patita

No preocupamos porque los jóvenes están bebiendo mucho alcohol y en este país los que más beben son los adultos y en muchos casos de violencia contra los niños está involucrado el alcoholismo de la madre o del padre.

Cuando una joven queda embarazada todos rasgan vestiduras, sin embargo en este país no hay una política clara de educación sexual para nuestros niños y jóvenes. Es más, muchos de nuestros niños han sido abusados sexualmene por un adulto que se suponía “era de confianza”.

Los jóvenes tienen los más altos índices de cesantía, pero cuando buscan trabajo se les pide experiencia. Aquí mismo, en El Quisco, durante el verano muchos trabajan sin contrato ni previsión. Y la paga es a gusto del patrón.

El terrorismo de EE.UU se apodera del mundo y nuestras autoridades miran para otro lado. Niños como los nuestros sufren en carne propia la intolerancia y la maldad de los seudo líderes que trafican con la muerte. Veámoslo así : Si un niño o niña pelea en la escuela es expulsado o por los menos suspendido. El sr. Bush mata a miles de personas ¿y nosotros tenemos que agradecérselo?

¿Es posible pedirle a los niños jóvenes que estén ahí con la sociedad?

¿Qué motivos tienen para creer en la democracia los miles de niños abandonados a la buena de Dios en las calles ? ¿Y los millones de jóvenes condenados a la desesperación en sociedades que reducen sus espacios de encuentro a lo que dicta la economía de mercado donde el más bacán es quien consume más?

Parece que ya viene siendo el tiempo de que los niños y jóvenes se tomen las calles y las pinten de alegría. Que se tomen los museos, las plazas y las escuelas, los ministerios y los mundos monetarios y los llenen de vida.

Tal vez es hora de cambiar la óptica, ver la película completa y empezar a hablar de Derechos Infanto - Juveniles. Pero con los niñ@s y jóvenes como partícipes en serio.No para la pura foto. Empezar a trabajar sus todas sus potencialidades, que son muchas y muy diferentes. Tenemos que abrir nuestros oídos para escucharlos y dejarnos aconsejar, porque desconfiar de los jóvenes es una trampa. En el fondo estamos desconfiando de nosotros mismos.

Tenemos que ayudar a los niñ@s y jóvenes a creer en ellos mismos y en los demás. Que reivindiquen el derecho a soñar y a equivocarse.

A nosotros, los adultos de esta historia, nos queda dejarnos seducir por los jóvenes, y abrir espacios no sólo físicos sino mentales; luchar por condiciones de plena ciudadanía de uno de los sectores más vulnerables de la sociedad, o sea, nuestros niñ@s y jóvenes.

Como Casa Taller La Covacha es una apuesta en la que llevamos más de 8 años. Nuestras puertas están abiertas no para imponerle cosas a los niñ@s y jóvenes sino para buscar con ellos una forma de relacionarse distinta.

Este Pichiche que estamos inaugurando es para que los niñ@s y jóvenes recobren la voz, visibilicen sus temores y esperanzas; sus críticas y desafíos.

Estamos en esa. Por una Ciudadanía Infanto juvenil.

Equipo Revista El Pichiche – Casa Taller La Covacha

El Quisco, mayo 2003



::.. Hecho con GNU/Linux Gráfica Gimp :: Edición Quanta 01/2004 ..::